jueves, 27 de agosto de 2009

Verbidesgracia



Si la telepatía fuera posible, mi vida sería mucho más sencilla, y habría menos gente angustiada por mi integridad mental y física.

Comunicarse con el prójimo es una habilidad que la mayoría de la gente da por sentado. Pero yo le tengo muchísimo respeto, por la dificultad que para mí representa darme a entender de forma coherente.

Es algo muy habitual que mis intentos de verbalizar las ocurrencias que brotan de mi cerebro produzcan resultados ininteligibles para mis interlocutores. Mi proclividad a hablar entre dientes no es precisamente propicia para la conversación fluida, y menos cuando se combina con mi tendencia al balbuceo.

No es de sorprender que haya personas que están firmemente convencidas que poseo la habilidad de hablar en varios idiomas, sin darse cuenta de que todo el tiempo he estado hablando en castellano.

Pero aunque mi falta de habilidad verbal me complica la existencia, a veces es peor cuando la gente oye exactamente lo que digo.

Hace unos días, estaba leyendo un interesante tratado sobre Viktor Frankl, quien postula que la búsqueda del significado -más que la búsqueda de placeres o poder- es lo que realmente motiva al hombre. En eso estaba cuando me topé con una amiga, quien luego de saludarme muy amablemente me preguntó lo que yo estaba haciendo.

Yo le respondí distraídamente:
-"Estoy buscándole el significado a mi vida."

Mi amiga enmudeció y su sonrisa desapareció tras una expresión de susto. Luego de recobrar la compostura, tomó aire y procedió sin más a darme palabras de consuelo y apoyo durante quince minutos seguidos, sin darme oportunidad de interrumpirla en ningún momento.

No me quedó más que esperar a que ella concluyera su monólogo para poder tratar de explicarle que yo no estaba pasando por ningún proceso maniaco-depresivo o cosa parecida. Pero dadas mis limitaciones verbales, dudo haber podido convencerla.

4 comentarios:

Regislinda dijo...

¬_¬ estas bien Alex? seguro que es sólo una reflexión respecto a un libro? jajajajajaja te mando un abrazo, a ver cuando te lo doy de verdad!

vanejua dijo...

De una u otra forma todos le buscamos significado a la vida, ¡a diario!, sólo que no lo expresamos tan claro como tú... :D

Adre Komp dijo...

Es verdad, a veces entre lo que uno piensa y lo que uno para dice yace un abismo descomunal. Pero no es tan grande como el que existe entre lo que uno dice y lo que al final para entendiendo la demás gente.

Lafán dijo...

¿Y dónde se queda la angustia de los que no queremos decir que no entendimos nada, para no molestar al que farfulla? Porque eso sí es un asunto peliagudo. No se pide que repita lo que dijo porque otra vez no entendemos; no se hace lo que pidió por la misma razón.
Ese es el otro lado de la moneda...

Por si no los han leído:

Related Posts with Thumbnails