domingo, 7 de febrero de 2010

Enseñanzas virtuales

(Foto: Jupiterimages)

Bastan un par de clics, para acceder a un tutorial para hacer cualquier cosa: trucos de magia, pasos de breakdance, dobladores de ropa, estuches para laptops. La imaginación es el límite. Si se puede hacer un video de ello, es seguro que alguien ya lo hizo y lo subió a la red.

De eso yo se bastante pues, siempre he sido un aficionado a los tutoriales. Los tutoriales son, en muchos sentidos, mejores que los maestros de carne y hueso, pues uno puede ponerlos en pausa, repetir alguna parte que no entendió o bien adelantar las partes que uno ya sabe. Y si se presenta algún compromiso, siempre es posible seguir la lección otro día. ¡Traten de hacer eso con un maestro de verdad!

Por supuesto, un tutorial dista de ser una panacea. Un instructor es todavía necesario para dudas complejas, pero en general uno puede aprender muchas cosas por medio de un video. Por ejemplo, durante el tiempo que seguí un canal de cine para aficionados, aprendí a crear arneses para montar la cámara, así como sistemas de iluminación y efectos especiales utilizando materiales de desecho.

Lo irónico de mi afición por los tutoriales es que muy rara vez he aprovechado los conocimientos adquiridos de esta forma para llevar a cabo algún proyecto. Hasta la fecha, todavía no he construido un recargador de baterías para iPod con una caja metálica para dulces de menta. Tampoco he construido mi propio mini láser casero, pero sé que si se llegara a presentar la ocasión, sabría como hacerlo.

La razón de mi inacción manufacturera probablemente se debe a que el hecho de ver todo el proceso de construcción de un proyecto, de principio a fin, me produce un cierto sentido de logro. Y lo mejor de todo, sin ensuciarme las manos ni abandonar la comodidad de mi silla.

Otra razón por la cual me gusta ver tutoriales es la forma fascinante en la que la gente explica los procesos. A veces me encuentro a mi mismo observando los tutoriales sobre los temas más disímiles únicamente por escuchar la forma en la que los instructores presentan la información y llevan a las personas paso a paso durante todo el proceso. Es por ello que hasta hace unos momentos, me encontraba viendo un tutorial impartido por una jovencita escultural de bikini.

¿De qué trataba el tutorial? No tengo la menor idea. De horticultura, creo.

7 comentarios:

Michelle Rand dijo...

Yo te entiendo totalmente!! Yo estoy enganchada con una serie de tutoriales de belleza y maquillaje.
Me encanta!

Leñador de Ojalá dijo...

Es verdad que hay videos de cualquier cosa.

Para los caballeros interesados en aprender cosas útiles, aqui les dejo un link para que aprendan a chiflar como se debe:

How To Wolf Whistle

JulesValley dijo...

Uno que me ha sido muy útil uno de la salsa de tomate -ketchup-. Basta ya de pelear con el frasco para sacar la salsa.

Nahdia Saros dijo...

Yo sería feliz si cierta personita que conozco fuera así de apática como tú. En cambio, se la pasa metido en el ordenador viendo videos para remodelar la casa y luego pone manos a la obra.

El otro día inundó la cocina por tratar de componer el lavatrastos sin cerrar la llave de paso. Y el otro día se pegó una electrocutada bárbara por cambiar un tomacorrientes.

Y al final, a la que le toca lidiar con el plomero y el electricista es a mí. Me preguntan si tengo un niño en la casa, y yo les digo que sí, pero siempre me guardo decirles que ya pasa de los treinta.

Lafán dijo...

Aunque es cierto que un tutorial nos permite hacer una pausa o adelantar aquéllo que ya sabemos, todavía prefiero la presencia humana del tutor, maestro o guía. Resabios o vestigios de cuando los seres humanos nos socializamos, seguramente.

Mariana Stallen-Krug dijo...

El otro día mi novio me sugirió que viera videos para aprender a cocinar. Yo le dije que lo haría si él aprendia a hacer el baile del vientre. Y lo hizo, así que ahora me toca cumplir a mí.

No hay que subestimar la tenacidad masculina.

Laura Bethermyt dijo...

Digo que si tienes acceso a Internet, tienes el mundo a tus manos. Puedes buscar todo tipo de información, películas, tutoriales, libros. No existe manera de aburrirse y no aprender algo interesante.

Por si no los han leído:

Related Posts with Thumbnails